x
Colección Voces que dejan Huellas
José Hierro

Antología Personal

voz del Autor
Editado por Visor Libros
El Poeta en su Voz -444-
2000

La poesía no es, ni puede ser
lógica. La raíz misma de la poesía
estriba precisamente en el absurdo.
La poesía es metáfora y emoción.
La metáfora es necesariamente
un absurdo. La emoción no puede
sujetarse nunca a un razonamiento
ni al complicado armatoste del idioma
José Hierro
citado por Nora González Gandiaga.
SciELO
x

x

Oír el disco completo   

La voz se disemina y se manifiesta
en los verbos del decir, del cantar, del
mirar, del conocer, del saber y se iteran
en todo su recorrido discursivo.
Tanto para el yo como para los otros,
las cosas cotidianas alcanzan estatura
poética, en materia poetizable.
Debicki1 en un estudio sobre la poesía
de José Hierro sostiene que el uso de
voces, perspectivas y ritmos hacen que
el lenguaje simple comunique
experiencias complejas.
Nora González Gandiaga.
SciELO

      Despedida del mar    x
      Una tarde cualquiera    x
      Llegada al mar    x
      Reportaje    x
      Remordimiento    x
      El pasaporte    x
      Mambo    x
      Acelerando    x
      La casa    x
      Historia para muchachos    x
      Junto al mar    x
      Réquiem    x
      Brahms, Clara, Schumann    x
      Don Quijote trasterrado    x
      Rapsodia en blue    x
      Ballenas en Long Island    x
      Adagio para Frank Schubert    x
      Hablo con Gloria Fuentes frente al
                           Washington Bridge    x
      Oración en Columbia University    x

Poema "Di que me amas"
Video

x

  textos de sus poemas
Poema "Vida"
Video


x

EL POETA EN SU VOZ:
MODELOS DE EJECUCIÓN Y EJEMPLOS DE EJECUCIÓN


Juan Frau

Remordimiento
Poema


La enunciación encabalgada, como es natural y obvio, privilegia el sentido sobre la conciencia de verso, y los poetas que recurren a esta forma de recitación parecen alejarse del arte – entendido como ‘técnica’ o‘ conjunto de convenciones’ – para acercarse a la comunicación ordinaria. Ya se ha dicho que José Hierro tiende a este tipo de enunciación, y puede comprobarse cómo algunos fragmentos de sus poemas, al ser pronunciados por él, parecen prosa poética. Así sucede cuando le escuchamos decir, sin pausa alguna:

Acaso sea música
de mi alma, arrancada
de modo misterioso
por la mano de muerto.

Acaso sea música de mi alma arrancada de modo misterioso por la mano de muerto

haciendo que se desvanezcan los cuatro heptasílabos que antes había escrito en su poema “Remordimiento”. Del mismo modo que se diluye la identidad de estos versos del mismo poema:

Cuando vivías, eras
un extraño. Aquel día
entre mármoles, fui
buscándote, tratando
de comprenderte. Sólo
esta noche, de modo
. inesperado, al fin
he comprendido.
        Tarde,
para mi daño .

Cuando vivías eras un extraño
Aquel día entre mármoles
.fui buscándote,
tratando de comprenderte.
Sólo esta noche, de modo inesperado, al fin
he comprendido


Tarde || para mi daño.

x